Saltar al contenido

Cómo dejar de ser celosa y desconfiada

En el momento en que charlamos de celos, acostumbramos a llevarlo a cabo llamando la atención sobre el mal y el padecimiento que crea en los dos integrantes de la pareja. De esta manera, si sientes que tienes este género de accionar, te aconsejamos que poseas presente las próximas advertencias:

  1. Examina de dónde vienen estos sentimientos: primer paso para dejar de tener celos de la persona sabe precisamente de dónde vienen estos sentimientos. Al investigar la fuente de estos sentimientos, puedes observar si surgen de la inseguridad, el temor o patrones en tus relaciones pasadas. Tener claro sus orígenes puede guiarte a comprender de qué forma lidiar con ellos.
  2. Estar presto a mudar: si te has dado cuenta de que tienes celos, el próximo paso es mudar tu forma de comportarte. El cambio no es sencillo, en especial en el momento en que te sientes inseguro. Si sabes que tienes celos, deberás mudar tu forma de meditar para no perder a quien amas. Solo puedes conseguirlo con intención y si pones de parte tuya.
  3. Charla con alguien de seguridad: los celos de manera frecuente distorsionan tu situación. En verdad, usted tiene la posibilidad de ver o ver reacciones que no son verdaderamente la situacion. En ocasiones, expresar estas intranquilidades a otra persona, como un amigo o un familiar, puede asistirlo a conseguir una visión diferente de la situación.
  4. Trabaja en ti: los celos con frecuencia conducen a una baja autovaloración y también inseguridad. La gente recelosas asimismo padecen una enorme dependencia sensible, puesto que sienten ansiedad por el abandono. De ahí que, el paso inicial para vencer los celos es trabajar sobre uno mismo.
  5. Confía en tu pareja: la buena salud de la relación se apoya en el respeto mutuo y la seguridad, con lo que tienes que dejarle gozar de su vida. Las relaciones marchan en el momento en que los dos integrantes tienen su espacio, conque no interfieras con lo que los unió y lo que los logró contentos juntos.
  6. Asistir a terapia sicológica: es esencial comprender que los puntos precedentes tienen la posibilidad de no surtir efecto, ocasionalmente, por el hecho de que si los celos son patológicos, es requisito asistir a terapia sicológica para emprender la raíz inconveniente a tratar. . Así sea por baja autovaloración, falta de capacidades sociales o una experiencia pasada traumática, la terapia sicológica ofrece herramientas para sobrepasar esta situación problemática.

¿De qué forma batallar los celos?

Lo primero, si deseas batallar los celos y la inseguridad, es comprender que eres receloso y que no te “ocultas” es habitual, en tanto que te desean bastante por tu pareja. Si no avanza en este punto, es poco lo que puede realizar sobre esto. El próximo paso es intentar saber qué hay tras esos celos: ¿Inconvenientes de inseguridad? ¿Baja autovaloración? ¿Envidia retrospectiva de historias pasadas? ¿Falta de comunicación en la pareja? ¿Temor al abandono y la soledad? En dependencia de un fundamento u otro, la manera de abordarlos va a ser aproximadamente profunda (en ciertos casos es preferible asistir a expertos). Sea como fuere, los próximos consejos para dejar de tener celos siempre y en todo momento van a ser ventajosos:

  1. Seguridad: indispensable si deseas tener una relación sana. Es un obsequio que le das a tu pareja, un “salto de fe”, algo que no posee por qué razón ganarse, pero esté o no (y si no está o lo esperas, quizás deberías reconsiderar seguir en esa relación). ). Si no confía en su compañero de viaje primordial, abandone el barco.
  2. Independencia: como canta Jorge Drexler, “solo se almacena lo que no está atado”. Los espacios personales son fundamentales en una relación y debemos respetarlos. Por consiguiente, si tienes ganas de saber de qué manera supervisar tus celos, deja todas y cada una de las tácticas de control sobre tu pareja (cuestiones, cuestiones de verificación, espiar su móvil inteligente y/o comunidades…). Si tu pareja desea irse de tu lado, lo va a hacer aun en el caso de que seas un espía de la CIA. Invierte tu energía en ser la mejor pareja que consigas ser a fin de que tu pareja jamás desee separarse de tu lado.
  3. Enfrentar el temor a perderlo: todo el planeta sabe que en el momento en que algo nos atemoriza debemos exponernos a ello para superarlo. De ahí que, lo que puedes llevar a cabo para eludir los celos es preguntarte: ¿qué sucedería si mi pareja me dejase? Vaya alén de ese pensamiento negativo inicial y indudablemente hallará ocasiones en las que la pérdida no sería tan horrible.
  4. Centrarse en el presente: en ocasiones, en el momento en que empieza una relación, ofrecemos mucha información sobre relaciones pesadas que entonces quedan ancladas en nuestra memoria y nos perturban. O hemos experimentado el engaño anteriormente y esto nos hace suponer. Tu situación es en este momento y es lo único que puedes supervisar.
  5. Hacer llegar (si bien no bastante con los celos): el diálogo es escencial en las relaciones y crea vínculos cariñosos (si deseas emprender este tema, te aconsejamos leer este articulo: Doctor, ¿cuál es mi estado civil?). En ocasiones la seguridad provoca que nos perdamos de vista y que nuestra pareja se distancie de nosotros, lo que fortalece nuestros pensamientos de pérdida mucho más desastrosos. Sostenga el diálogo fluido, pero no cuestione ni exagere con cuestiones repetitivas en pos de su pareja para sosegarlo. Esa calma y esas respuestas que precisas localizar por ti.
  6. Quiétere: quizás consideras que no eres suficientemente bueno@ y eso te hace ver amenazas en cualquier rincón y, por ende, no tienes idea supervisar los celos y la inseguridad. Sé la mejor versión de ti y vas a tener considerablemente más para darle a tu pareja, y si aún se marcha, no podrías sostenerlo junto a ti.
  7. Goza y valora lo que tienes: la envidia incrementa la amenaza de pérdida futura, impidiéndote vivir el presente de manera efectiva y, paradójicamente, esto empeora tu relación, lo que es viable. para matarla. Valora todo lo positivo que te ofrece y contribuye a tu relación y hazla medrar: si de alguna forma puedes sostener la relación en el tiempo es regándola y mojándola todos y cada uno de los días.
También te puede interesar  Cómo hacer que dure el olor del perfume

No te compares con el resto

Compararte con el resto es una forma simple de perder la autovaloración. Si tu pareja te escogió va a ser por algo, virtudes, capacidades, actitud, etcétera. respeto juntos. Carece de sentido insistir en las características recluidas de otra gente, singularmente las similares con el aspecto física o el estatus popular. Si no puedes evitarlo, busca lo que tú debes el resto no tienen, sobre todo cuanto le agrada a tu pareja, y aprovéchalo.

Suena bien difícil, pero es buen ejercicio para conseguir resoluciones. Imaginar de qué manera sería perder a la otra persona es buena forma de enfrentar el inconveniente, de ver mucho más allí, de liberarse del pensamiento destructivo de “sin ti no soy nada” y cosas por el estilo.

-Acepta que tienes un inconveniente

La primera cosa que tienes que realizar para lidiar con los celos es aceptar que es un inconveniente que está afectando la relación. los celos desgastan a las dos personas e inclusive tienen la posibilidad de impedirles proseguir juntos.

Si revisas todo el tiempo el celular, las comunidades o el mail de tu pareja, intentando encontrar señales que te señalen que te está engañando; si no aguantas que tu pareja interactúe con alguien del sexo contrario; Si andas convencido de que toda mujer u hombre tiene la intención de robarte a tu pareja, entonces probablemente poseas inconvenientes para supervisar los celos.

Admitir que eres un individuo recelosa es un reto a nivel personal

Meditar en decirte a ti: “Sí, soy un individuo recelosa”. Es común charlar con amigos próximos sobre temas como las relaciones y nombrar los celos. Como anécdota personal, alguien afirma que la pareja está recelosa y desean eludir a toda costa este malentendido y terminar con él.

También te puede interesar  Cómo se nota el hipo del feto

Por norma general, se dan consejos sobre llevar a cabo algunas cosas o no llevar a cabo algunas cosas con la intención de eludir que la otra persona sienta celos. Por contra, de forma frecuente se pasa por prominente la relevancia de admitir que hay un inconveniente que puede necesitar asistencia técnica.

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración