Saltar al contenido

Cómo hacer un montacargas casero en casa

Carretilla elevadora doméstica o profesional: ¿cuál es el valor?

La instalación de una solución de elevación doméstica puede implicar graves peligros, con lo que siempre y en todo momento es conveniente preguntar antes la opinión de un especialista. En dependencia de la altura a socorrer y de las dimensiones, el coste de disponer una carretilla elevadora para nuestro hogar puede rondar los 5.500 € de media, pero cada caso es único con lo que siempre y en todo momento es preferible preguntar.

Carretas elevadoras para la vivienda y sus usos

Normalmente, las carretas elevadoras se usan para alzar y transportar ese peso que no puede conducir un individuo corriente, lo que posibilita el transporte de artefactos de todo género en la vivienda. Por ejemplo, el montacargas domiciliario se puede usar para llevar las compras del mercado de un espacio a otro, y asimismo se puede usar para transportar alimentos donde la cocina y el comedor están en niveles diferentes en una casa. ¡Las opciones son infinitas!

Si el ascensor familiar mide mucho más de 70 centímetros cuadrados, entonces se puede emplear sin inconveniente para transportar personas. Lo que haría que este montacargas funcionara como un pequeño ascensor de viviendas. ¡Esto podría ser realmente bueno!

TRES PASOS: CONSTRUIR LA POLEA

Para crear la polea usaremos 2 piezas circulares de madera de 4,6 cm de diámetro y una de 3,3 cm de diámetro. El círculo pequeño va a estar entre los 2 enormes, como un sándwich. Las unimos con cola o silicona ardiente y antes las hemos taladrado.

El soporte de la polea lo vamos a hacer con 2 piezas de madera de 5,3 x 1,5 cm. Medimos de punta a punta y marcamos 3,5 cm en las dos piezas. Para el eje de la polea usaremos un despuntado. Taladramos ámbas piezas de madera que soportarán la polea, pero sabiendo que el clavo va a entrar por ese orificio y no debe quedar bastante clavado ni bastante flojo.

También te puede interesar  App que te dice quien te deja de seguir en instagram

Principio de Pascal

Los elevadores hidráulicos marchan según el Principio de Pascal, que establece que la presión aplicada a un fluido incompresible contenido en un envase indeformable se transmite con igual intensidad en todos y cada uno de los puntos del fluido .

Para desplazar algo, no solo es esencial la fuerza, sino más bien asimismo el área total sobre la que se aplica esa fuerza.

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración