Saltar al contenido

Los mejores retratos de la historia de la pintura

La pintura de retratos es un género de pintura, en el que se quiere representar a un sujeto humano. El término “retrato pintado” asimismo puede detallar el retrato pintado real. Los retratistas tienen la posibilidad de hacer su trabajo por encargo, para figuras públicas y privadas, o tienen la posibilidad de estar motivados por el respeto o el aprecio por el tema. Los retratos tienden a ser esenciales registros estatales y familiares, tal como elementos de conservación.

Históricamente, las pinturas de retrato conmemoraban a los ricos y poderosos. Transcurrido el tiempo, no obstante, se realizó más habitual que los mecenas de clase media encargasen retratos de sus familias y colegas. En la actualidad, los retratos son encargados por las Fuerzas Armadas, gobiernos, compañías, conjuntos, clubes y particulares. Aparte de la pintura, asimismo se tienen la posibilidad de efectuar retratos en otros medios como el grabado, la litografía, la fotografía, el vídeo y los medios digitales.

‘El grito’

Instalación de “El grito” de Edvard Munch para una exposición particular en el Museo de Tokyo de Arte Urbano. (Crédito: The Asahi Shimbun / Getty Images)

Artista: Edvard Munch Fecha: 1893 Dónde conocer: Museo Nacional (Oslo, Noruega – inauguración en 2020) y Museo Munch (Oslo – hasta mayo de 2020)

Blanco y negro, de Man Ray (

Si bien Man Ray declaró abiertamente su deber estético con el Padre, esta imagen representa un osado simbolismo y surrealismo. bohemia y se encontraba muy enamorado de Man Ray. Pero con un leal estudio de las formas y la técnica fotográfica. La pureza formal de las figuras, la adecuada exposición de todas y cada una de las gradaciones entre blanco y negro, el signo de lo pictórico y El modelo de gen escultórico asegura todo el trabajo de Man Ray.

También te puede interesar  Que hay que estudiar para ser conserje de colegio

Madame X, 1884

“Madame X (Madame Pierre Gautreau)”, John Singer Sargent, 1884. Museo Metropolitano de Arte. (Fotografía: Wikimedia Commons, dominio público)

El artista estadounidense John Singer Sargent es preferible recordado por sus retratos de la alta sociedad en Inglaterra (donde llegó en 1886) y los USA. Si bien estaban inspirados en la tradición del retrato aristocrático, cargado de símbolos de virtud, los retratos de Sargent eran precisamente modernos. En vez de posiciones neoclásicas o rigidez afinada, Sargent escogió asociaciones que sugerían instantes naturales y sin esfuerzo congelados en el tiempo.

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración