Saltar al contenido

Me siento sola y triste que puedo hacer

Frecuentemente nos encaramos a una paradoja: estamos solos, pero nos cuesta abrirnos a el resto. Dales espacio a fin de que entren en nuestras vidas. Y no me refiero solo a entender gente novedosa, que puede ser realmente bueno.

Definición de soledad

La soledad es el estado de malestar en el momento en que observamos una distancia entre el deseo de la conexión que deseamos y la que verdaderamente poseemos. O sea, observamos una diferencia entre las relaciones que deseamos tener y las que poseemos. Las primordiales peculiaridades de la soledad son:

  • Sentir que poseemos menos relaciones de las que nos agradaría
  • Sentir que nuestras relaciones no son suficientemente próximas y genuinas
  • Sentir ” dejado atrás”
  • Sentir que no disponemos a quién asistir en el caso de inconvenientes

Pregúntate: ¿por qué razón me siento solo?

No es necesario estar apartado para sentirse solo, por el hecho de que no es exactamente lo mismo estar solo que sentirse de esta manera. Tenemos la posibilidad de estar rodeados de amigos, familiares o nuestra pareja y presenciar una profunda soledad. En el momento en que te sientas de esta manera constantemente tienes que preguntarte: ¿qué está fallando? ¿Por qué razón me siento solo? Para saber el auténtico fundamento, te contamos los probables fundamentos que causan este sentimiento y finalmente te identificarás con él.

Hay instantes en nuestras vidas en los que nos quedamos atascados, sin seguir y sin lograr nuestras misiones. Perdemos la ilusión y las ganas, cayendo en un sentimiento de soledad.

Sentirse solo no es exactamente lo mismo que estar solo

Pues la soledad puede ser buena. Se demostró que en este estado el cerebro recobra áreas de atención, motivación, imaginación y eficacia.

También te puede interesar  Cómo instalar tomas de internet en casa

No obstante, sentirse solo es otra historia. En un largo plazo, perjudica su salud psicológica, causa depresión y crea un mayor peligro de mortalidad que la obesidad (Holt-Lundstad et al. 2015).

Haz pequeños cambios

En ocasiones, los pequeños cambios traen enormes revoluciones. En verdad, este cambio no posee por qué razón ser de 180º. Las novedosas etapas de la vida en ocasiones empiezan con un fácil cambio de rutina. Quizá sea el instante de iniciar esos estudios que dejaste a mitad de sendero cualquier día. El día de hoy puede ser el día para llevar a cabo esa llamada a ese amigo que hace ya tiempo que no ves.

Si nos marchamos de viaje, leyendo un libro nuevo o aun en el largo sendero de regreso al trabajo, tenemos la posibilidad de ser capaces de entender novedosas realidades que no habíamos visto.

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración