Saltar al contenido

Mi pareja me quiere pero no quiere vivir conmigo

Les habéis visto unos cuantos ocasiones y semeja que las cosas fluyen. Andas en ese instante donde semeja que eres mucho más que un rollo, pero tampoco te atreves a solicitarlo para no estropearlo. No obstante, en el momento en que conoces a ciertos de sus amigos, lo que no esperas es que te deje de lado y no te presente. Tal y como si verdaderamente fueses un individuo importante en su historia.

No es únicamente una situación del siglo XXI, es una cosa que ha pasado y siempre y en todo momento va a pasar, que la persona con la que salimos, por alguna razón, no desee realizar pública esa relación. Lo que cambió es la manera de llamar a este fenómeno, que en este momento los especialistas llaman embolsar. Una exclusiva etiqueta para la compilación de traumas finalizados en -ing, como espectro u órbita.

Deseo vivir con él, pero no me siento cómoda con él?

Desea que viva con él, pero no me siento cómoda en su casa, ¿qué realizar?

Conociste al hombre de tus sueños y te enamoraste. Su relación es fuerte y estuvieron viviendo juntos por cierto tiempo. Pero hay un inconveniente: no se siente cómodo en su apartamento. En verdad, te sientes tal y como si no estuvieses en el hogar. Tu novio desea que te mudes con él, pero inquietudes por el hecho de que te sientes fuera de rincón. ¿Qué tienes que realizar en esta situación?

¿Por qué razón mi pareja no desea vivir conmigo?

La activa de la relación de pareja cambió. Trabajos de investigación, como los completados por la Dra. Susan L. Brown de la Facultad Estatal de Bowling Green (Ohio, USA de América) nos detallan algo atrayente. Las maneras de convivencia en la gente que constituyen un vínculo afectivo no son exactamente las mismas que antes. Varios empiezan una vida en común que no siempre acaba en matrimonio.

También te puede interesar  Cómo poner una viga en una pared

Un caso de muestra es lo que vemos en este momento con muchas parejas de sobra de 50 años que pasaron por matrimonio antes y comienzan a vivir juntos dando paso a una exclusiva etapa de la vida. De la misma manera, entre los jóvenes existen muchos estilos distintas afines a los nombrados previamente: o escogen convivir solo los últimos días de la semana, por convivir en exactamente la misma casa o por contra, o eligen con lo que ahora saben vivir. aparte. juntos.

Va a otro ritmo

En una relación cada uno de ellos va a su ritmo, a un ritmo preciso. Hay personas que desean tomarse las cosas con tranquilidad, despacio, y otras que procuran desplazarse veloz. En estas situaciones es preferible amoldar los tiempos y llegar a un convenio mutuo.

Otra razón por la que tu pareja puede elegir que aún no es el instante de mudarse contigo es que tiene otras preferencias; Quizás es bueno donde vives pues está cerca del trabajo, puedes ahorrar para obtener algo “X” (por servirnos de un ejemplo, un apartamento), andas cómodo viviendo con tus progenitores (adelante, tienes “apalancamiento”), etcétera. .

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración