Saltar al contenido

Trucos para abrir una puerta cerrada con llave

Frecuentemente es bien difícil abrir una puerta sin la herramienta correcta. Si la cerradura está bloqueada, deseas eludir que se rompa la llave, o si no tienes ganzúa, ¿qué haces? ¡Utiliza goma! La utilización de goma es una de las maneras mucho más sencillos de entorpecer con el sistema de bloqueo de la cerradura general.

una alternativa considerablemente más económica que obtener herramientas caras que solo usarás una vez. La única herramienta que precisarás para abrir la puerta son unas gomas o gomas flexibles. Esta fácil técnica es bastante ingeniosa: debes estirar la goma y pasarla por la cerradura tal y como si fuera una ganzúa.

Si la llave se pone y se quita, puedes asistir a un cerrajero que te la arreglará de manera rápida y económica. Asimismo puedes procurar arreglarlo tú mismo, aplicando varios de los trucos que te contaré ahora.

Pero, ¿qué ocurre si se da un giro la llave y se pone dentro? Si la llave está encendida y asimismo está encendida con una o mucho más vueltas, la cosa cambia bastante. Es bastante más difícil. ¡Es preferible que acudas a un profesional!

Abrir una puerta con una llave rota

¿De qué forma abrir una puerta bloqueada con una llave rota? En un caso así, la mejor solución es agarrar la llave con unos alicates de punta fina, una herramienta con puntas finísimas que la compañía puede conducir. Y quita lo que quede del metal que aún está en los frutos de la cerradura.

Es obvio que no es sencillo abrir una puerta clausurada por la parte interior o por fuera por el hecho de que las cerraduras, en especial las de nueva generación, tienen un cometido claro: no omitir a quien procura. ingresar sin llave puede ser una solución cómoda, pero en estas situaciones no puedes eludir llamar a la cabra verde.

También te puede interesar  Para ser periodista que hay que estudiar

Abrir una puerta clausurada: ¿qué realizar?

Para abrir una puerta clausurada, la primera cosa que debe llevar a cabo es contrastar si hay una llave en la cerradura. Si no hay ninguno, la puerta puede estar denegada desde el otro lado. En un caso así, una aceptable opción es procurar abrirlo con un alfiler o un destornillador. Otra viable solución es usar un gato, un alambrón, una tarjeta de crédito o una grapadora. Si ninguna de estas opciones marcha, asimismo puedes procurar pegar la puerta con un martillo.

Maneras de forzar una puerta utilizada por ladrones

La puerta blindada no garantiza una seguridad real. Ten presente que los ladrones atacan el hormigón de las puertas para abrirlas con una palanca. En tal caso, aconsejamos de forma encarecida remarcar los marcos de las puertas.

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración