Saltar al contenido

Ultima cena de leonardo da vinci secretos

La pintura de “La Última Cena”, de Leonardo Da Vinci, se encuentra dentro de las proyectos mucho más simbólicas y también esenciales de todo el mundo, construída en el año 1497. En la actualidad está en exactamente la misma pared donde la pintó el profesor . Se estima que esta pintura sagrada oculta incontables códigos religiosos, y gracias a la Inquisición de la Iglesia Católica que imperaba en esa temporada, el genio debió ser cifrado.

Contexto, temporada y dimensiones

En 1495, el entonces duque de Milán, Ludovico Sforza, encargó a Leonardo da Vinci un cuadro para el convento. de Santa Maria delle Grazie, en Milán. Y, si bien supuestamente Leonardo tenía ideas contrarias a las de la iglesia, aceptó el encargo de colorear La última cena, que tardó 4 años en completarse. La pintura, de 4,6 metros de prominente y 8,8 metros de largo, exhibe la última cena de Jesucristo con sus 12 apóstoles, la noche antes de fallecer.

Leonardo no fue el primero en colorear la última cena de Jesús. Hasta la actualidad, este instante fué representado por varios artistas de distintas formas. Aun esos, como da Vinci, que representaban a todos y cada uno de los comensales se ubicaban en exactamente el mismo lado de la mesa para eludir que ciertos de espaldas al público. La Última Cena de Da Vinci ha provocado teorías y polémicas aun a lo largo del exacto instante representado en la pintura. Si bien, por otra parte, la mayor parte de los especialistas coinciden en que el instante exacto de su escenificación está bastante claro. Pero observemos ámbas teorías: La primera y la mucho más admitida afirma que el cuadro representa el instante en que Jesús les afirma a sus apóstoles que uno lo va a traicionar. La segunda teoría, que necesita mucho más imaginación, afirma que se expone el instante en que Jesús instauró la Cena del Señor. Pero no hay copa, y en ese instante no se pasa ni el pan ni el vino.

También te puede interesar  Cómo eliminar las canas para siempre

LOS NIÑOS PRECIOSOS

Leonardo da Vinci cubrió mensajes ocultos en sus proyectos, como las piedras hermosas en la ropa de los individuos primordiales de ‘La última cena’, donde un historiador apuntaba quién tiene un libro que enseña el enigmático simbolismo que el genio renacentista procuraba expresar.

“Me percaté de que las piedras hermosas estaban en el Cenáculo en el momento en que preparaba una lección sobre el drama. Viendo pausadamente los datos, aprecié la espina pintada por Leonardo a la altura del cuello de Cristo y proseguí viendo y aprecié en otras ropas”, explicó la historiadora Elisabetta Sangalli, autora del estudio “Leonardo y también le dodici pietre del Paradiso” a EFE. .

Suscríbete a nuestra Newsletter!

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y actualizaciones de nuestro equipo.

Te has suscrito correctamente!

Configuración